a tendió puentes para incorporar a Dady Brieva. La mira está puesta en las legislativas de 2013. “Ni loco”, dijo el actor cómico santafesino y remarcó: “si quieren a alguien popular y conocido lo pueden llamar a Tinelli”..Hace unos días, Mauricio Macri invitó a cenar a Miguel del Sel. El jefe de Gobierno sigue sorprendido por la performance del humorista en las elecciones de Santa Fe –en las que quedó a un paso de la gobernación– y cree que tiene mucho para aportarle al PRO. En la charla se habló poco de política, pero cuando llegó el momento, Macri le pidió tres cosas. Que siga caminando su provincia para instalarse como la alternativa al gobierno socialista en 2015, que se sume a la construcción nacional del PRO y que tenga cuidado con lo que habla. Era la primera vez que se veían después de que Del Sel dijo que la asignación universal por hijo fomentaba el embarazo adolescente. Macri buscó ser cuidadoso porque ya en varias oportunidades Del Sel le advirtió que no piensa cambiar su manera de ser.
Después de algunos rodeos, Macri le aconsejó: “A vos te pasa lo mismo que a mí: te vas de boca.
Por eso tenemos que ser cuidadosos con lo que hablamos para no cometer sincericidio”. A Del Sel no le cayó mal la sugerencia. Tampoco fue la frase que más le agradó de su ahora jefe político.
Lo que Macri no le contó en esa charla es que su partido está detrás del otro Midachi más famoso.
En el macrismo tendieron puentes con Rubén Enrique Brieva, más conocido como Dady.

La mira está puesta en las legislativas de 2013. El encargado de las negociaciones es el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro. “Tenés que convencerlo, con tiempo, sin apuro”, le pidieron, según relató uno de sus hombres más cercanos. En el bosquejo nacional del PRO alguien anotó un dato sugestivo: Brieva tiene domicilio en la provincia de Buenos Aires desde que se fue a vivir a un exclusivísimo country de Escobar.
“¿En serio que lo quieren a Dady? No tenía ni idea”, se sinceró Del Sel en diálogo con Clarín . “Ojalá, es un tipo capaz, inteligente y la gente lo quiere muchísimo, tiene una llegada enorme. Es muy peronista, pero sería bárbaro que se sumara”.

Por ahora Dady tiene la misma resistencia que exhibía Del Sel en 2009, cuando Macri lo tentó para ser candidato a legislador por Santa Fe. El cómico se sorprendió por el llamado de este diario. “ Ni loco. Si quieren a alguien popular y conocido lo pueden llamar a Tinelli, a mí no ”, dijo. Alguien deslizó que, tras el llamado, Dady se comunicó con un dirigente del PRO para que minimizaran el tema. Probablemente, lo siga negando. Pero el operativo seducción está en marcha y él lo sabe.

El cómico había sido, casualmente, uno de los que más palos en la rueda le había puesto a su compañero de Midachi cuando se conoció que sería candidato a gobernador. “ Su candidatura me parece una pelotudez ”, dijo entonces. “Se lo van a lastrar en dos minutos”, lo golpeó. La paz llegó en el cierre de la campaña. Del Sel lo justificó (“lo dice porque me quiere”) y Dady hizo una concesión: se sentó en el living de Susana Giménez para tratar de darle una mano en el cierre de la campaña santafesina, cuando los sondeos comenzaban a sonreírle.
Uno de los obstáculos que tiene el macrismo para sumar a Brieva es que el cómico tiene cierta sintonía con el kirchnerismo. En 2004, el actor logró que Néstor Kirchner participara de su programa, Agrandadytos, y en 2008 fue el primero en entrevistar a Cristina tras la asunción a fines del año anterior, por radio Mitre. También tiene un buen vínculo con Florencio Randazzo. El ministro del Interior lo incorporó a la campaña por la entrega de los nuevos DNI y Dady aceptó posar para la foto en la costa marplatense..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.